Pilates

La máquina del pilates reformer permite que trabajemos varias partes del cuerpo a la vez, por ejemplo piernas y brazos al tiempo. Como consecuencia, los beneficios del pilates reformer no son solo físicos, sino que el hecho de que tengamos que coordinarnos para controlar los diversos movimientos que obliga a hacer el aparato, hacen que trabajemos constantemente la capacidad de concentración mientras hacemos ejercicio físico, con el consiguiente efecto de reducción del estrés.

Los beneficios físicos de una práctica diaria durante media hora del pilates reformer son los siguientes:

Mejoras Posturales

La forma de la máquina hace que nuestra postura sea la correcta en todo momento y fortalezcamos la espalda. Ayudamos a evitar dolores a causa de una mala postura corporal.

Más flexibilidad y fuerza muscular

La máquina permite ejercitar los músculos con más precisión que sin ella y, al poder usar resistencia, podremos ganar en fortaleza.

Ejercicio sin Impacto

Todos estos beneficios del pilates reformer los obtendremos sin que las articulaciones tengan que soportar ninguna fuerza.

Circulación

El trabajo de los músculos hará que se estimule la circulación de retorno de la sangre, lo que posibilitará que se disminuya la aparición de enfermedades relacionadas con la mala circulación, uno de los grandes males de nuestro tiempo.


Es muy recomendable que cuando se comienza a trabajar con el aparato del pilates reformer se pida asesoramiento a un instructor especializado en esta técnica, que sabrá sacar el máximo partido de las múltiples funciones de la máquina y, por otra parte, corregirá cualquier uso incorrecto que se pueda hacer por desconocimiento. Precisamente, la variedad de ejercicios que se pueden hacer en pilates reformer provoca que sea una máquina compleja y que, en un primer momento, no sea muy intuitivo el trabajo que se puede hacer con ella.